EDITORIAL

Lo dejo para Marzo…

Por Santiago Rossi / Arena Pública Consultores

Frase escuchada en el cierre de año lectivo de muchos chicos que sólo piensan en sus vacaciones y en cómo sortear el aumento de contagios en un verano que pedirá pases sanitarios en eventos masivos como en gimnasios de barrio (léase provincia de Buenos Aires).

En esa línea, el Gobierno Nacional, una vez más, patea para adelante. Marzo del 2022 será tiempo de vencimientos y paradójicamente ya no habrá tiempos. También se llevará a cabo la primera Asamblea Legislativa de un Congreso que será protagonista. Como lo vimos en estos días con el Presupuesto y el proyecto de Bienes Personales. Donde oficialismo y oposición adolecen de acuerdos y miradas conjuntas. Son partes que conforman un todo no muy cohesionado. El discurso de Máximo y la ausencia de los legisladores de Juntos por Cambio en tiempo de votación van en esa línea.

Los legisladores ausentes fueron: Álvaro González y Camila Crescimbeni, del PRO, y Gabriela Brouwer de Koning, de Evolución Radical. Fuente: Perfil

La semana cierra y el año finaliza con cierta euforia del Gobierno Nacional. Por lo menos, así lo transmitió el presidente en la sala de periodistas con motivo del brindis Navideño. El vaso medio (o un cuarto) lleno es más por los errores de la oposición que por mérito de gestión. Pareciera que el refrán “A río revuelto, ganancia de pescadores” es el nuevo mantra de quienes transitan los pasillos de Balcarce 50 (no piensan lo mismo quienes residen en Honorable Palacio del Senado).

Son días donde la oposición que “perdió ganando” quedó presa de internas y de falta de liderazgo: el faltazo de tres legisladores amarillos (impactando en la votación de pacto fiscal), la anterior pelea por la presidencia del bloque radical, la discusión -con pase de facturas- por la re-re de los intendentes bonaerenses y la negativa de Rodríguez Larreta a acompañar al gobierno con el consenso fiscal, completan la foto panorámica.

Este transitar muy del entramado político se da en tiempos de un crecimiento exponencial de contagios de Covid. Con saturación de testeos y preocupación por las reuniones familiares navideñas y de fin año, la población tiene su mirada en una película muy diferente a la política. Así quedó demostrado en la última elección legislativa donde no hubo ganadores ni vencidos o mejor dicho sólo tomando el cuarto restante del vaso medio lleno: sólo hubo quienes ganaron perdiendo sobre los que perdieron ganando.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.